‘‘Recursos Materiales e Intangibles’’ al centro de la mesa del Comité de Gestión Administrativa y Financiera

 En Noticias

Con la introducción de la Dirección de Operaciones, esta primera jornada de discusión analizó la base material en la que se sustenta nuestra institución para asegurar el buen funcionamiento de nuestro proyecto educativo y social. 

El pasado miércoles 6 de junio se desarrolló el primer conversatorio de este Comité que reúne  a directivos y autoridades. Este primer encuentro tuvo como tema central el análisis de nuestra infraestructura, instalaciones, equipamiento y recursos, aristas necesarias para continuar con el actual Proceso de Autoevaluación en el que nos encontramos con miras a la Acreditación.

El Coordinador de Comité, Daniel Inostroza, tuvo la responsabilidad de organizar el encuentro del que se desprendieron diferentes fortalezas y debilidades registradas, posteriormente, por la responsable de acta, Silvana Pérez, para su consideración inmediata. Por otro lado, la unidad encargada de introducir la discusión fue la Dirección de Operaciones, quienes expusieron el contexto y la evolución de nuestra infraestructura y equipamiento ante el Vicerrector de Administración y Finanzas, Sergio Reszczynski; la Vicerrectora Académica, Violeta Castillo; la Directora de Recursos Humanos, Patricia Horenstein; el Jefe del Departamento de Informática, Juan Rojo; y Cristian Canevaro como integrante del Directorio del IPLL.

Este primer criterio ‘‘Recursos Materiales e Intangibles’’, se refiere a la existencia, provisión y administración de los activos tangibles e intangibles de la institución, del que se desprenden seis aspectos, siendo el primero el de la posesión de una adecuada infraestructura e instalaciones para los procesos formativos, su uso eficaz y la actualización de los recursos físicos e intelectuales. En este punto, las fortalezas se constituyeron a partir de la existencia de un ‘‘Comité de Infraestructura’’, órgano clave que nos permite tener instancias de planificación, control y de evaluación periódica mediante indicadores de calidad. Por otro lado, a pesar de que estos indicadores han ido en ascenso desde 2011, potenciar el flujo de información para que sea oportuna y confiable en cuanto a proyecciones de los estudiantes, es una tarea pendiente para reforzar las fortalezas y anticipar las gestiones.

En cuanto a la seguridad de estas edificaciones, su documentación legal correspondiente, y los planes de emergencia y contingencia operacional, nuestra institución trabaja en base a un modelo que ha demostrado ser eficaz y eficiente, el cual se ha integrado en distintas áreas impulsando una cultura de seguridad y autocuidado. El objetivo inmediato es seguir concientizando sobre los protocolos y procedimientos de emergencia establecidos, esperando llegar a la totalidad de nuestros colaboradores, alineándolos con esta cultura.

Asimismo, todas las gestiones actúan amparándose bajo lo establecido en la Ordenanza Municipal de Organismo y Construcción, regulando: salidas de escape, escaleras, rampas de acceso, entre otras. Además, todos nuestros edificios son revisados y aprobados por un inspector municipal. Finalmente, los contratos y convenios de carácter externo que nos proveen con productos o servicios, son consistentes con las políticas, procedimientos y las normativas institucionales, cumpliéndose así con el último aspecto de este criterio.

El cumplimiento de los aspectos discutidos representa la base material para el buen funcionamiento de nuestro proyecto educativo, es por eso que el conversatorio consideró la situación particular de nuestras sedes y las diferentes modalidades de enseñanza (diurna/vespertina, virtual/dual, etc.). Cabe destacar que la fortaleza transversal que todos los participantes de la cita reconocieron, fue la buena participación de nuestras Direcciones de Escuela, Jefaturas de Carrera, funcionarios y administrativos en general, contando con un gran punto a favor y con la materia prima que nos permitirá progresar.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search